NL pidió nueva deuda, se la aprueban… y no la utiliza

9:00 pm   //   15 Mayo, 2017   //   Estado

Aunque durante todo un año el gobierno estatal insistió fervientemente al Congreso para que se le permitiera adquirir un pasivo por $9,000 millones de pesos por medio de la bursatilización de los ingresos carreteros de la Red Estatal de Autopistas (REA), la celeridad a dicho trámite es más bien nula.

Lo anterior, ya que tras cuatro meses transcurridos, la autoridad estatal no ha establecido las bases para obtener el nuevo financiamiento con condiciones amenas, liquidar la deuda actual, de $6,000 millones, e iniciar los trabajos de construcción de la tercera etapa del Anillo Periférico, que une a Juárez con el municipio de Allende.

En diciembre de 2015, durante el análisis de presupuesto para el Paquete Fiscal 2016, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón planteó a los legisladores dicho proyecto, con el cual busca reestructurar la deuda que tiene la REA por $6,000 millones de pesos, y emplear los $3,000 millones restantes para ampliar el Anillo Periférico y así desfogar tráfico en la zona sur de la metrópoli.

En ese entonces, los diputados rechazaron el planteamiento, y durante 2016 se debatió entre el Legislativo y el Ejecutivo dicho plan.

En un principio, las bancadas mayoritarias rechazaron avalar la ampliación de la deuda a través de este organismo, y solamente aprobaron otra petición: la reestructura de más de $42,000 millones de pesos.

Cerca de finalizar 2016, el tema recobró fuerza, con nuevos intentos del estado porque esta petición fuera aprobada.

No obstante, después de cuatro meses de transcurrido el presente año, la autoridad no ha dado a conocer en qué va el proceso de bursatilización de la Red Estatal de Autopistas, a pesar de que desde inicios del año pasado el estado había asegurado que ya estaba todo listo y que se contaba con los estudios para la construcción de la ampliación de la citada arteria vial, que ayudará a reducir la carga vehicular en la Carretera Nacional.

Fuente